36 days of type ilustración

Reto 36 days of type

36 days of type

Hace un par de meses decidí participar en el proyecto de 36 days of type  pues me pareció  una idea muy interesante, divertida y dinámica. 36 days of type  es un espacio que  invita a diseñadores, ilustradores y creativos  a participar creando y compartiendo su vision particular de letras y números del alfabeto. Ha tenido tremendo éxito, ésta fue su tercera edición con miles de participantes por día.

Durante 36 días consecutivos se publica desde la cuenta personal en Instagram con el hashtag #36daysoftype más la letra o número correspondiente a cada día. Cada participante tiene el reto de crear una propuesta original y personal de cada símbolo. Durante los 36 días se pueden apreciar diversidad de trabajos creados por personas muy talentosas. Si se carece de tiempo es posible  participar  sólo algunos días o con una letra o número en particular, en mi caso decidí realizar el reto durante los 36 días.

 

Alfabeto para 36 dasy of type

 

Participar en este tipo de proyectos te obliga, como ilustrador a pensar menos y hacer más. En lo personal siempre paso mucho tiempo bocetando y cuestionando y sopesando cada decisión, sin embargo para cumplir con la cuota del día tuve que darle más libertad al proceso.

Desde el comienzo y para agilizar el proyecto decidí que cada letra incorporaría un elemento natural, pájaros, flores, hierbas, plantas. Para haver el proceso de elección más sencillo decidí trabajar sólo con tinta negra y hacer las modificaciones de color de forma digital, exceptuando la letra I utilicé dónde usé acuarelas, pues esa ocasión me inspiró el cielo nocturno y las constelaciones.

 

 

Ampersand para 36 days of type

 

Al terminar el  proyecto había producido 36 letras ilustradas y había descubierto un montón de flores cool y extrañas antes desconocidas para mí. Como toque final para celebrar la finalización el ciclo el día 37 hice un ampersand porque la forma de éste signo me encanta. Además creo que me había picado con todo el proceso de terminar algo nuevo día a día.

Fueron 36 días de diversión y trabajo, aveces de sufrir porque no se me ocurría nada, o la composición no era lo que yo quería, también llenos de satisfacción por  los días en que aunque me durmiera muy tarde y estuviera cansada mi letra era justo lo que tenía en la cabeza. Al final la experiencia me dejó la satisfacción de concluir una meta, nuevos conocimientos y la alegría de haberme dado más libertades, fue una experiencia que definitivamente quiero repetir.

Si les gustan los proyectos llenos belleza y riqueza visual les recomiendo checar el Instagram feed de 36 days of type, encontrarán proyectos hermosos, llenos de diseño, ilustración, animación, hay una mezcla de innovación y nuevas técnicas, así como quién apuesta por el rescate de técnicas clásicas, todo válido y encomendable, una fiesta para la vista.

 

A few months ago I decided to participate in the third edition of  36 Days of type, a  diverse, interesting, fun and dynamic project  that invites designers, illustrators, and all sorts of creatives to create and share their unique vision or interpretation of the letters in our alphabet. The dynamic consist in publishing your work under the hashtag #36daysoftype plus the letter  or number of the day. With each character you get to appreciate the many, many different interpretations and perspectives of the symbol that are submitted by so many talented people each day. If you are not up for doing all 36 characters you have the option to choose what letters or numbers you want to work with and just publish these on the respective day.

 To participate in such project obliged me, an illustrator who always spends too much time sketching, second guessing and weighing each stroke or layout, to give more freedom to the process so I could finish each piece on time. Also, from the start I decided that natural elements, such as  the sky, birds, plants and flowers would be incorporated into the letters, and I would work only in ink, in the end this made decision process easier.
When the project was finished I had produced 36 unique letters, I had discovered a bunch of beautiful and new cool flowers that I had no idea existed. On day 37 just to celebrate I had made it to the end and to give a final touch to the  whole series I decided to make an ampersand because I love the shape of this symbol, also I think I was a little hung up on making something new every day.
In conclusion I had 36 days full of fun and hard work. Some days I suffered because I could not come up with anything I liked, or because the composition was off, of course there were also many happy days where even in late vigil, and very tired I reproduced almost exactly what I pictured in my head, yay!
It was an experience that left me with the satisfaction of  having finished a challenge, new bits of knowledge, and the happiness of giving myself more freedom. This is an experience I definitely want to repeat.
If you like projects like this, visual and original you should check their Instagram feed, there are great projects there, some like mine illustrated using traditional techniques, others very modern and bold, some delicate and very beautiful, and some dynamic animated ones. Trust me it’s a feast for the eyes.
Anna López Real

hola@annailustracion.com
error: @Anna ilustración